Menú

07 de abril

Skoda Motorsport frente al desafío de las 10.000 curvas del rally de Córcega

Los pilotos de Skoda se preparan para uno de los circuitos en asfalto más complicados.

Imagen de la noticia

Los pilotos de Skoda se preparan para uno de los circuitos en asfalto más complicados. El Tour de Corse, más conocido como el circuito de las 10.000 curvas, será el siguiente reto para nuestros pilotos, tras haber superado los desfiladeros helados de Monte Carlo, las pistas rápidas cubiertas de nieve de Suecia y los caminos de grava de México. 

Hay varios factores que aseguran que el Tour de Corse estará lleno de emociones. Por un lado, la penúltima etapa entre Antisanti y Poggio di Nazza pondrá los pilotos a prueba, con una extenuante y continua sucesión de curvas sobre casi 54 kilómetros."Aquí, lo que cuenta es la concentración. Incluso el error más pequeño puede tener consecuencias devastadoras", dijo el Director de ŠKODA Motorsport, Michal Hrabánek. Por otro lado, el Tour tendrá lugar en primavera, lo que significa, como los veteranos del rally saben, que las precipitaciones repentinas y torrenciales en Córcega son de lo más habitual y que pueden convertir las carreteras en pistas de patinaje. 

Por todo esto, Skoda se ha encargado de formar dos grandes equipos, juntando a los pilotos Andreas Mikkelsen/Anders Jaeger y Jan Kopecký/Pavel Dresler, que se han entrenado a conciencia para los retos de este circuito, y el SKODA FABIA R5. Este coche está especialmente preparado para correr sobre asfalto, ya que los amortiguadores, la suspensión y la altura del chasis se han adaptado a las características del asfalto.  

Está claro que Skoda está preparado para competir, además cuenta con el respaldo de tener un hat trick, dado que en los últimos tres rallyes ha conseguido tres victorias, siempre con un SKODA FABIA R5.

Volver a noticias